Web Therapy. Cuando la adaptación supera al original

web therapy

Una de las primeras apuestas en materia de ficción propia del canal #0 es la adaptación de la serie Web Therapy de Lisa Kudrow, la conocida actriz de una de las sitcoms más longevas de la historia, Friends. Después del éxito de la serie, Kudrow regresó a la pantalla sorprendiéndonos con un innovador formato bajo el título “The Comeback”. Os recomiendo fervientemente que le echéis un vistazo si aún no lo habéis hecho, una auténtica joya en la que Kudrow encarna a Vallerie Cherish, una famosa actriz venida a menos que participa en una especie de reality de lo que será su regreso a la pantalla. Lo innovador de la serie lo encontramos en su forma, un montaje fresco formado por los brutos del futuro programa de Vallerie.

Así pues, Web Therapy, podríamos considerarlo como otros de los éxitos que nacen de la mente de Kudrow, en esta ocasión junto con la pareja de directores Don Roos y Dan Bucatinsky. Kudrow protagoniza este proyecto interpretando a Fiona Wallice, una terapeuta egocéntrica y adinerada que pretende llevar a cabo un innovador proyecto de terapias psicológicas online. La adaptación que ha producido #0 está protagonizada por Eva Hache, sin duda un gran acierto y una oportunidad para la actriz para demostrar su talento en la ficción. Creo que Hache aporta un plus de “hijoputismo” al personaje principal que le va muy bien a la serie, y que contrasta en cierta manera, con la inocencia que desprende Kudrow.

Una de las claves del éxito de la serie es sin duda el equipo de actores con los que se rodea la protagonista. En la versión americana, Kudrow cuenta con la colaboración de actores como Jesse Tyler Ferguson (Modern Family), Jon Hamm (Mad Men) o Calista Flockhart (Ally McBeal). En la producción española, Eva Hache también ha querido codearse con caras muy conocidas por el público, como por ejemplo, Gonzalo de Castro o Quim Gutiérrez. De momento, una de las apariciones que más he disfrutado ha sido la de Candela Peña, una gran actriz que espero que tengamos la oportunidad de ver más a menudo en la pequeña pantalla.

A nivel formal destaca la diferencia en el planteamiento del set. En la serie original se hace uso del chroma para plantear los fondos de cada una de las situaciones. En ocasiones los fondos son tan planos que parecen cuadros, a mi parecer, desvirtuando en cierta manera lo que vemos en pantalla. En cambio, en la producción española se ha apostado por la construcción de decorados, de esta manera se consigue dotar de profundidad al plano e incluso permite que en determinados momentos aparezcan segundos personajes en el background.

En definitiva, podríamos decir que en lo que se refiere al contenido, original y adaptación tienen similitudes más que notables, pero en la forma, destacaría el esfuerzo que se ha hecho en la producción de movistar+ para mejorar el producto final.

apages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *