First dates. El regreso de los datings a Cuatro

El nuevo dating show de Cuatro

Los dating shows vuelven de nuevo a Cuatro por partida doble. Por un lado, la cadena está preparando la producción de “Date my avatar“, un formato inédito de La Competencia que se presentará en la próxima edición del MipTV en Cannes. Aunque parece ser que el dating que llegará antes a nuestras pantallas será “First dates“, un éxitoso formato emitido en Channel 4 que está siendo adaptado por la productora tróspida fetiche de Cuatro, Eyeworks (desde hace un tiempo propiedad de Warner). Así pues, se espera que la productora le de ese toque característico que definen los datings que han pasado por su factoría, y que volvamos a tener momentos tróspidos con este nuevo Cupido televisivo. Y digo cupido, porque en esta ocasión, no será Luján la que dispare las flechas del amor, sino que será Carlos Sobera el encargado de gestionar el recorrido emocional (breve o no) de las nuevas parejas que puedan surgir en el programa.

Cuando me enteré del proyecto aproveché para echarle un vistazo al formato original, y de momento lo que he visto me ha gustado. Toda la acción se desarrolla en una única localización, un restaurante dirigido por un maître muy especial que se encarga de llevar a cabo las presentaciones entre los diferentes aspirantes. Este maître cuenta con la ayuda de un séquito de barmans y camareros que intentan hacer de la conquista, un proceso mucho más cómodo y fácil.

Uno de los puntos que me ha llamado más la atención del formato original es su apuesta por la interactividad con la audiencia, puesto que si la cita no llega a buen puerto, los telespectadores tienen la oportunidad de conquistar a algunos de los aspirantes que aún no han encontrado a su media naranja. Para poder llevar a cabo este sistema de selección con los timings que exige la producción en televisión, el equipo tiene que trabajar a contrarreloj. El programa se emite los jueves y la audiencia tiene hasta las 9h del día siguiente para poder solicitar una cita con alguno de los aspirantes que no habían logrado su objetivo. La participación ha sido todo un éxito, ya en su primera entrega uno de los candidatos obtuvo más de 1.000 nuevas oportunidades para una segunda cita. En sólo 1 día, el equipo de casting tiene la ardua tarea de preparar una shortlist con aquellos candidatos más apropiados. El viernes los aspirantes seleccionan de esa lista a quién quieren conocer y la grabación se hace a la mañana siguiente, el sábado, para poder tener el episodio listo para la siguiente emisión.

Así pues, aunque en un principio el programa nos presenta en cada uno de sus capítulos historias de amor conclusivas, se deja una puerta abierta para aquellos aspirantes que han decidido irse solos tras su primera cita. Referente a las historias conclusivas, lo cierto es que normalmente en este tipo de formatos se busca alargar la “vida televisiva” de los aspirantes para poder desarrollar las tramas y crear vínculos con el espectador. No es el caso de “First Dates”. No considero que sea un problema, sino más bien un reto para la productora, puesto que tendrá que condensar en un capítulo la emoción y la tensión que se genera en una primera cita.

Veremos hacia dónde tira el casting de esta adaptación y si la productora continuará explorando el mundo tróspido con nuevos personajes capaces de incendiar las redes sociales sólo con sus comentarios.

apages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *