Fracasar en televisión: el camino hacia el éxito

Productora Bambú

En la reciente charla que dieron los miembros del núcleo de la productora Bambú dentro del marco del festival MiMSeries de Madrid se produjo algo mágico en el auditorio. Ya no solo por lo interesante que resultó conocer de primera mano la trayectoria de la productora, sino especialmente por la humildad con la que hablaban de los fracasos que habían tenido a lo largo de estos 9 años de proyectos de ficción. Fue toda una lección sobre cómo afrontar un fracaso desde la autocrítica y de cómo aprovechar los errores para convertirlos en oportunidades, un aprendizaje que indudablemente les ha llevado a posicionarse en el mercado como una de las productoras del país con más trayectoria internacional.

Guante Blanco

‘Guante Blanco’, serie policíaca de Bambú para TVE emitida en el 2008. Fue la primera ficción de la productora para TVE tras el éxito de ‘Desaparecida’ (guión original de Bambú aunque producida por Ganga). A pesar de estrenarse con cierta aceptación con una cuota del 15,9%, no terminó de conquistar a la audiencia y TVE la retiró de su parrilla tras emitir el tercer episodio.

refugiados-bambu

‘Refugiados’ fue la primera coproducción de Bambú con la BBC para Atresmedia. El punto de partida no podía ser de lo más prometedor. Aun así, en palabras de Teresa Fernández-Valdés, “se sintió como una serie de fuera, no supimos conquistar a la audiencia”.

Y es que en el fondo, en nuestra industria, es muy difícil escapar del fracaso. No existe una fórmula de éxito escrita (si alguien la tiene, que la comparta) y el no saber a ciencia cierta cómo reaccionará la audiencia delante de un producto es de lo más habitual. Ficciones y programas de entretenimiento en los que se piensa que se dispone de todo lo necesario para el éxito terminan siendo rechazados por la audiencia, y en cambio otros consiguen darle a esa dichosa “tecla” justo en el momento preciso para convertir el producto en un bombazo, el pelotazo de la temporada.

Tras la llegada de la crisis, hemos visto como las cadenas de televisión han intentado no salir de su zona de confort. Ahora que la inversión publicitaria empieza a recuperarse, necesitamos que las cadenas vuelvan a apostar por la innovación. Echemos un vistazo a nuestra parrilla… ¿De cuántas adaptaciones de formatos internacionales disponemos?, ¿cuántas ediciones llevamos en algunos de ellos?

Supongo que parte del problema proviene de nuestra cultura empresarial: el miedo al fracaso es una realidad latente en todos los sectores. Y no hay peor enemigo que el miedo para dejar a la creatividad encerrada en una jaula. Riesgo e innovación siempre han ido de la mano, así que mientras las cadenas apuesten por minimizar el riesgo en sus contenidos, continuaremos ofreciendo a la audiencia más de lo mismo.

apages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *