Sobre Mí

Nací en Barcelona con las primeras emisiones de las televisiones autonómicas. Durante mi infancia, crecí con varios hitos televisivos que marcaron sin duda mi interés por la pequeña pantalla, desde los programas clásicos de entretenimiento como el famoso y longevo 1,2,3 de Chicho Ibáñez Serrador, hasta el boom de la ficción nacional con la entrada de las televisiones privadas en aquellos años 90. En aquella época aún era un niño, pero ya empezaba a soñar en lo que me gustaría ser el día de mañana. Ni bombero, ni futbolista, ni médico… Lo mío tenía que ser crear para entretener. Aunque a esa edad no tenía claro qué profesión era esa.

En mi época universitaria, mientras estudiaba audiovisuales en la UPF, tuve la oportunidad de colaborar en varios programas de medios locales en los que realicé todo tipo de tareas (como es habitual en estos medios). Es una experiencia que recomiendo fervientemente a todos aquellos jóvenes estudiantes interesados en hacerse un camino en este sector; los medios locales son una gran escuela, y te permiten tener un contacto real con el mundo fuera de las aulas, aunque sea a pequeña escala… Estuve tanto delante como detrás de una cámara, editando, escribiendo, locutando… Aunque pronto descubrí que la producción era realmente lo que me gustaba.

Gracias a esa experiencia previa (y al factor suerte de llamar a una puerta justo en el momento idóneo) encontré un puesto de trabajo en una productora de publicidad en la que he pasado 10 años. Ha sido una etapa profesional muy importante (casi un tercio de mi vida, como para no serlo), en la que he podido conocer un sector que a priori no me había planteado como una opción mientras estudiaba la carrera. Esta oportunidad laboral me permitió desarrollar mi experiencia profesional dentro del departamento de producción, ese cajón de sastre en el que te toca lidiar con situaciones inverosímiles (miles de anécdotas con las que podríamos escribir un libro) donde el factor tiempo es el principal enemigo.

Con los años, y la experiencia, fui desarrollando varias tareas dentro de la productora, adquiriendo diferentes responsabilidades, y descubriendo nuevas facetas de la producción publicitaria. Sin duda, lo que me llevo de estos 10 años en la productora, es el haber conocido un equipo de gente profesional a los que considero una segunda familia y con los que he aprendido más que en cualquier aula universitaria.

Aun así, esta etapa ya terminó, y mis inquietudes me llevaron a decidir pasar página para dar un paso más y lanzarme a buscar mi sitio dentro de la producción y distribución de contenidos. Dejé mi ciudad natal y me vine a Madrid, a por todas.

Y ahora, aquí estoy. Buscando nuevas oportunidades, nuevos proyectos en los que poder continuar aprendiendo.

Adrià.